El hombre que debía callar

Alguien me lo pasó por WhatsApp. Me encanta.


Empecemos por el final. El ex juez supremo César Hinostroza -viendo que la #SeñoraK no podía garantizar seguridad de no ir a la cana ni siquiera para sí misma- decidió hacer maletas y fugar a España. Para mucha gente era bastante clara la responsabilidad de Hinostroza y su papel en la organización Los Cuellos Blancos del Puerto; las pruebas, los testimonios y los audios estaban todos allí, así que lo único que había entre Hinostroza y la cárcel eran Keiko y su bancada mayoritaria que cada vez es menos útil (y la inutilidad será creciente).

¿Es posible que lo hayan ayudado a escapar? Sí, pero también es posible que lo hayan obligado a hacerlo: las mafias -como las del Callao, por ejemplos, llenas de narcos y sicarios- suelen darle salidas a sus cómplices útiles, no los matan. O no siempre.

Y resulta que Hinostroza se fue del país mientras escogíamos alcaldes y presidentes regionales, es decir, detrás de la cortina de humo perfecta ¡y hace semana y media! Es increíble que nadie supiera que se había fugado, salir del país por un punto de frontera sin control no es ni fácil ni barato. Necesitas contactos, necesitas dinero en efectivo o algo valioso que intercambiar para comprar tu salida. Los narcos, por ejemplo, usan sus joyas y sus inmensos relojes de oro para comprar salvoconductos cuando los pescan y los persiguen. Con lo que llevan encima, basta para salir y ponerse a buen recaudo. Hinostroza no se pudo ir sin la complicidad de, por lo menos, algunas autoridades. Es muy interesante que, cuando lo vemos así, tiene todo el sentido del mundo que la autógrafa que lo despoja de su protección anti-orden-de-captura se haya quedado flotando DOCE días en el Congreso sin salir al Ministerio Público y que, durante esos 12 días, este organismo no haya dicho ni pío considerando que según un informe de la misma fiscalía, Hinostroza pertenece, encabeza y lidera una organización criminal. Muy extraño. O no tanto.

(Por cierto, ¿alguien sabe qué es de la vida de Joaquín Ramírez? Sorry, lapsus, seguramente él no tiene nada que ver en todo esto.)

Pues bien, veamos qué pasó hasta ahora. César Hinostroza se escapó porque no tenía orden de captura, sino solo una orden de impedimento de salida del país.

  1. Pero, si tenía impedimento de salida, ¿cómo terminó en España?

Lo más probable es que haya salido por algún punto no controlado de la frontera, tal y como hacen los delincuentes. Los del VRAEM, por ejemplo, que sacan drogas y tal. Ningún país, ni siquiera un país maniático con sus fronteras como EEUU, controla cada centímetro de su frontera. De a donde sea que haya llegado (Brasil o Bolivia), Hinostroza debe haber tomado un un avión hacia España. Si tiene pasaporte electrónico, solo lo presenta y entra, no hay más. Sabemos que pidió asilo político en ese país y que se lo negaron, así que probablemente de ahí se irá a algún país con el que el Perú no tenga acuerdo de extradición como sí lo tiene con España. Algún país en Asia o en África, tal vez.

  1. ¿Por qué Hinostroza no tenía orden de captura?

Porque un juez supremo tiene una protección constitucional que solo le puede quitar el Congreso. El Congreso -nuestro congreso de amplia mayoría fujimorista- se demoró más de 60 días en acusarlo y proceder a retirarle esa protección con la cual no puede ser investigado ni acusado. Con la excusa de que “hay que hacer las cosas bien”, se tomaron su tiempo (será por eso que la ley con nombre propio para sacar a Fujimori es un adefesio: la sacaron en 48 horas) y de todos modos lo protegieron porque no lo acusaron de pertenecer a una organización criminal.
Tras acordar denunciarlo por varios otros delitos por los que iría preso 8 años como mucho (organización criminal son 30 años), el Congreso dejó la resolución empollando por 12 días sin enviarla al Ministerio Público. Eso recién lo hizo antes de ayer ante la “sorpresa” e “indignación del presidente del Congreso, Daniel Salaverry.

 

  1. ¿De quién es la responsabilidad?

En primer lugar del Congreso. Y lo es tanto que antes de que se confirmara que Hinostroza estaba de cañas en Madrid, el presidente del Legislativo, Daniel Salaverry, removió a los titulares de los cargos administrativos más altos del Congreso y mostró su “indignación” en un tuit. Dos de esos sancionados, retuitearon a Salaverry (Patricia Robinson es una de ellas como se ve en la imagen precedente).

En segundo lugar, la responsabilidad es del Ministerio Público. Cuando se publicó la resolución en el peruano, el 6 de octubre, la fiscalía debió actuar y no lo hizo. Jamás requirió al Congreso para que apure el trámite y le alcance la autógrafa firmada el 4 de octubre, los dejó que empollen. Recién hoy, 17 de octubre de 2018, a las 10 y 30 de la mañana, el fiscal de la Nación, Pedro “el hermanito” Chávarry, entregó oficialmente el caso al fiscal supremo Pablo Sánchez. El congreso y la fiscalía se hicieron los locos. ¿Por qué? Aquí pueden leer al respecto.


https://twitter.com/CesarNakazaki/status/0?s=19

En tercer lugar, la responsabilidad recae sobre el ministerio del Interior. Es verdad que Hinostroza no tenía orden de captura y que no se puede vigilar cada metro de frontera, pero vamos, ¿no tienen inteligencia en el Mininter? ¿No lo vieron salir de Lima? ¿No vieron que no regresa a su casa desde hace cuatro o cinco días? ¿No vieron que se esposa tomó un avión a Europa el 11 de octubre? ¿Estos son los que nos cuidan? Es un tremendo roche y por eso el ministro del Interior renunció hace un rato.

  1. ¿Qué va a pasar ahora?

Primero, el gobierno debe intentar inmovilizar (vía Interpol) a Hinostroza en Madrid, impedir que salga de España. Si sale, nos jodimos, porque seguramente irá a un país con el que no tengamos tratado de extradición. Segundo, preparar un cuaderno de extradición para iniciar un proceso que puede durar hasta 1 año (con suerte). Cuando regrese, ya le podemos preguntar quién es la #SeñoraK. Lo bueno es que con esa salida, Hinostroza casi casi que admite su culpabilidad.

  1. Un poquito de cronología:

https://twitter.com/aleja_puente/status/1052688634208546816

En efecto:
-El 4 de octubre el Congreso acusa a Hinostroza y se sienta sobre su resolución. No la envía a la Fiscalía de la Nación.
-El 7 de octubre -domingo de elecciones- Hinostroza se fuga.

-El 10 de octubre detienen a Keiko .

-El 11 de octubre la esposa de Hinostroza se va a España

-El mismo 11 de octubre, el presidente de la corte suprema de justicia de Madre de Dios pide licencia y se va a Cusco.

-El 15, Fuerza Popular blinda al fiscal Pedro Chávarry.

-Pese a que lo tenían listo el desde el 4 de octubre, el Congreso se guarda la resolución que retira la protección constitucional a Hinostroza hasta el mismo 15.

-El mismo 15 se dan cuenta de que Hinostroza no aparece por ninguna parte y su abogado dice que “sí está en Lima, acabo de hablar con él”.

-El 17 se confirma que está en España.

-El 17 a las 10 y media de la mañana, el fiscal de la nación, Pedro Chávarry, encarga a Pablo Sanchez investigar a Hinostroza.
-El 17 se pide orden de prisión preventiva (ja).
-El 17 el juez la aprueba y se expide.

Pero hace 10 días que Hinostroza ya no está…

Para leer, haga Click sobre la imagen.


Hay un elemento extra que se nos está escapando en todo este argüende: según IDL Reporteros, el abogado de Jaime Yoshiyama (implicado en recibir el dinero de Odebrecht para la campaña 2011 de Fuerza 2011), Humberto Abanto Verástegui, fue el árbitro elegido por Odebrecht para dirimir un caso con el Estado peruano por la IRSA Norte. Abanto Verástegui falló a favor de Odebrecht y el estado le debió pagar a la constructora US$24 millones de dólares más.

Hinostroza podía decir quién era la SeñoraK. Aunque sabemos -o creemos saber- quién es, y aunque Toñito Camayo lo revele, él no decide nada de nada, es un empresario devenido en lobista de oscuros intereses. El juez, el que cortaba el jamón y se reunió con ella, no está más.

 

En estos momentos estamos esperando que la sala penal nacional decida si Keiko se queda guardada hasta el 20 (tres días más) o si se va a su casa. Pensando como gente decente -o sea, como gente que no se dedica a la delincuencia- la fuga de Hinostroza tiene que haber sido una muy mala noticia para todos los que andan detenidos preeliminarmente: ellos van a decir que no se quieren escapar… igualito que Hinostroza que dijo lo mismo y ahora nos saca cachita desde España esperando su ferry a Marruecos o Argelia. Pero eso es pensando como alguien que no ha convivido con Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

¿Será por eso que Keiko sonreía muy tranquila durante la sesión en la sala penal que veía su caso? ¿Supo antes que el resto del Perú que, de hecho, Hinostroza ya se había fugado y no le podía tirar dedo?

Yo creo que la sueltan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s