Un jabalí

“¿Quieres pelear? ¡Peleamos afuera, no tengo miedo!”, agregó la ex congresista de Fuerza Popular, Esther Saavedra. Setiembre 2019.

Empecemos por definir algo de manera clara y objetiva: el Congreso electo, con sus investigados, procesados, condenados y mantequillas, es mejor que el Congreso disuelto. De punta a punta.

“Hasta ahora los fujimoristas no han sido obstruccionistas y en promedio se han comportado a la altura de las circunstancias”, explicaba Vitocho García Belaunde en Chicharrón de Prensa a pocos días de que se conociera que el fujimorismo había obtenido 73 curules con menos del 40% de los votos. “Y tendremos que esperar para ver si eso se mantiene, porque es la primera vez desde los 90 que son mayoría y no sabemos cómo se van a conducir en grandes números”, complementó con cierta preocupación.

Y tuvo razón en estar preocupado.

Entre otras muchas cosas, Fuerza Popular:

  1. Legisló con absoluto descaro para sus aportantes (Confiep y otros) o para los clientes de las prácticas privadas de sus congresistas. Entre los beneficiados estuvieron casinos, cooperativas de dudosa reputación, farmacéuticas, fábricas de alimentos procesados (Gloria) e incluso se dio una “gracia” para los mineros ilegales.
  2. Contrató en la planilla del Estado a más de 130 de sus colaboradores y “simpatizantes” de campaña y según el ex presidente del Congreso, Daniel Salaverry, instaló un troll center en el Congreso -pagado con nuestros impuestos, por supuesto, y al mando de un ex edecán de Alberto Fujimori- para atacar, intimidar, difamar y acosar a congresistas opositores y a prensa crítica al fujimorismo.
    Jefe de Seguridad de Fuerza Popular Amenazaba a Opositores (Walter Jibaja es el de chaleco naranja al lado de Fujimori).

     

  3. Es señalada de extorsionar y chuponear a parlamentarios incluyendo a sus propios congresistas.
    Moisés Mamani y el reloj cámara que lo hizo famoso y sacó al hermano de Keiko del Congreso.

     

  4. Intimidó testigos e intentó manipular y comprar testimonios que los perjudicaban a ellos o a sus líderes.
    Rolando Reátegui, ex congresista de Fuerza Popular, ex pitufeador de fondos de campaña y actual colaborador eficaz. Acusó a Keiko y a la organización de abandonarlo a él y a sus familiares que pusieron su nombre como falsos aportantes.

     

  5. Intentó colocar jueces y fiscales y funcionarios de la ONPE buscando reunirse con los ex miembros del desaparecido Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) por debajo del radar e intentó blindar a los individuos que allí fungían de magistrados.
    Hablan las imágenes…

     

  6. Se bajó un gabinete de ministros (Zavala), (casi) cinco ministros (Savedra, Martans, Vizcarra y Thorne renunciaron antes de que los censuraran), un Presidente (PPK) y conspiró mediante todos los canales posibles para tumbarse a un segundo Presidente (Vizcarra).
    FOTO: Andina.

     

  7. Blindó -haciendo largas o de forma activa- a delincuentes condenados en el Congreso (Ríos Ocsa, Martorell Sobero, Lapa Inga, Donayre) convirtiendo la inmunidad parlamentaria en impunidad.
    Condenado por robo de gasolina al Ejército, blindado y protegido hasta el final por Fuerza Popular, ex congresista y ex general Edwin Donayre.

     

  8. Blindó a funcionarios seriamente cuestionados ignorando a propósito las evidencias en contra de estos (Pedro Chávarry, César Hinostroza, los hermanitos de la CNM). En todos los casos, Fuerza Popular evitó hasta el último momento que se les persiga o investigue por pertenecer a una organización criminal pese a todas las pruebas que los señalaban como tales. De hecho, Hinostroza no está aún en el Perú porque los detalles y extensión de dicho delito no pudieron ser incluidos en la carpeta de extradición, otra vez, gracias a Fuerza Popular.
  9. Blindó a sus propios congresistas, otra vez, en contra de las evidencias que los incriminaban por delitos que iban desde chuponeo (Mamani) hasta falsedad genérica (Ananculí, ni siquiera permitieron que se le investigue) y Becerril.
  10. Más de un congresista cobraba cupos y coimas por gestionar intereses privados a través de su cargo de representación. En el colmo del extremo, incluso se señala a alguna de gestionar los intereses privados de bandas organizadas de delincuentes como a Los Intocables Ediles de la Victoria a cambio de pagos mensuales.
  11. Obstruyó reformas (electoral, política) e intentó a toda costa, primero, evitar que se produzca el referéndum, tumbárselo una vez aprobado y luego modificar la voluntad de la ciudadanía expresada en el mismo.

    El APRA en Pleno poniéndole peros al Referéndum.
  12. Le trancó la puerta del hemiciclo a un Premier para, en el colmo del histrionismo, impedir que ingrese a hacer cuestión de confianza.

    ¡La puerta está cerrada! ¿Dónde está la llave? ¡No dejan entrar a Salvador! ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?
  13. Intentó contrabandear y poner a la mala a un nuevo miembro del Tribunal Constitucional quien era primo hermano del presidente del Congreso (quien nunca le contó a nadie que podría estar en medio de un conflicto de interés del tamaño del Estadio Nacional: En el TC se ventilaba una causa que decidiría si el Estado estaba obligado o no a pagarle varios miles millones de soles a varias familias, incluyendo la del ex Presidente del Congreso).

    El primo hermano candidato (Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea) y el Presidente del Congreso (Pedro Olaechea) que lo presidió la sesión en la que lo “escogieron” a la prepo.

Y eso solo fue la puntita. Más y más cosas irán apareciendo y nos iremos enterando de qué tamaño era el horror.

Vamos al grano, ¿por qué sería mejor este Congreso?

  1. Empezando por la precedente lista de “condecoraciones”, no hay manera de que el nuevo Congreso pueda soñar siquiera con la remotísima posibilidad de acercarse a tener un currículum como el del Congreso disuelto. PRIMER punto para el nuevo Congreso.
  2. Ningún grupo o bancada tiene mayoría absoluta. Se trata de un Congreso con nueve bancadas, diverso y atomizado al punto en el que ninguna tiene más de 25 congresistas. Así que van a tener que ponerse de acuerdo hasta para escoger la marca del papel higiénico que pondrán en los baños. Eso es una gran ventaja sobre el Congreso anterior que era un inmenso jabalí atrabiliario jalado de la nariz por un enano tan sucio y verruguiento como el primo salvaje de Porky, pero con algunas luces y varias décadas más. AP y UPP tienen casi 20% cada uno, pero es mucho menos que el 56% que tenía Keiko y por eso ninguno podrá aprobar una ley por sí solo. Keiko sí podía. SEGUNDO punto para el nuevo congreso.
  3. Varios nuevos congresistas llegan buscando lo mismo que muchos de sus predecesores: impunidad. Pero la presión ciudadana ha sido tan fuerte en este tema -cosa rara- que salvo dos partidos políticos (Acción Popular y Fuerza Popular) casi todos han ofrecido unánimemente eliminarla o al menos recortarla sustancialmente. TERCER punto para el próximo parlamento lleno de debutantes.
  4. En un año no se amasan fortunas ni se dirigen decenas de millones en obra pública a las regiones a través de los congresistas. No tienen redes de distribución armadas ni “experiencia”. Tienen muy poco o casi nada articulado (el primo del congresista todavía no inscribe su empresa de servicios varios, ¡que viva el Doing Business!) y el gobernador regional y el alcalde seguirán allí cuando estos congresistas ya se hayan ido a su casa o a enfrentar la justicia, así que puede ser muy mal negocio asociarse con él. CUARTO punto para los neófitos.
  5. La curva de aprendizaje es demasiado larga para un periodo demasiado corto en todo sentido: no van a poder vacar al presidente ni queriendo. PUNTO BONUS para el legislativo de estreno.

Entendamos que en el Congreso que llega la mayoría son Juan el Bautista: están de relleno y preparando el camino para los que vienen después de ellos a quedarse por cinco años. Y en el caso de partidos como Acción Popular esto es particularmente importante: no solo para quizás pelear la presidencia con un resultado más o menos decente sino -ojalá- tratar de fortalecer la institución (porque vale la pena soñar).

Y recuerden, el Presidente sí puede indultar. Y eso sí podría ser buen negocio. Así que las porquerías se pueden hacer después con más calma y más tiempo y más herramientas. ¿Le ponemos otro punto más a su favor?

¿Podrá el próximo Congreso hacer todas las reformas que urge hacer? Es muy improbable. ¿Podrá al menos modificar a tiempo el adefesio de ley electoral que dejó el Parlamento anterior, es decir, antes de la quincena de abril? Ojalá, pero no apostaría a favor de eso. ¿Empujarán al menos la reforma política del Ejecutivo? Si se logran poner de acuerdo, quizás, al menos, una parte pequeña.

¿Va a mejorar la seguridad ciudadana, la salud o la educación? No veo cómo, nada de eso les compete directamente. Pero podrían mejorar el marco regulatorio que impide que ingresen al mercado peruano medicamentos genéricos de calidad a precios asequibles. Podría en este caso legislar para la gente y ya no para las corporaciones farmacéuticas. O incluso podrían permitirle a la Sunat fiscalizar a fondo a los evasores y a los que eluden impuestos utilizando los vacíos en la ley, esos que nos cuestan más que el Club de la Construcción en un año. Ojalá.

No espero mucho de este Congreso, seguramente va a ser muy mediocre, pero a la vista de lo que teníamos, me parece que eso es bueno. Incluso, muy bueno. En lugar de un jabalí rabioso, ahora tenemos un pastelillo: chato, medio ciego, nervioso y tóxico, sí, pero no mortal.

Solo no hay que pisarlo.

IMPORTANTE. Antes de matar al mensajero -a Vitocho, quien terminó aliándose con lo más peor, lo más rancio, autocrático e intransigente del fujimorismo obstruccionista y blindador-, recordemos: el valor de las afirmaciones depende de la relación de correspondencia que dichas afirmaciones mantienen con aquella realidad que pretenden describir, nunca dependen de la identidad de quien las afirma.

Este video es una joya.

Este también…

3 comentarios en “Un jabalí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s