¿Se van a tirar mi pensión?

The demagogue is one who preaches doctrines he knows to be untrue to men he knows to be idiots.” — H.L. Mencken

“El demagogo es aquél que predica doctrinas que sabe falsas a hombres que sabe idiotas.”, — H.K. Mencken

Si el Congreso decide que las AFP tienen que devolver el 25% del fondo de cada afiliado no va a quebrar el país ni el sistema financiero ni las AFP y el asunto de los viejitos en situación de abandono y sin pensión que ya es un problema hoy, no será mucho peor del que se viene de todos modos en unos 10 o 15 años. Con o sin devolución del fondo.

FOTO: IDL

Con 7.5 millones de afiliados, las AFP apenas tienen cubierto a uno de cada cinco trabajadores (20% de la PEA): solo 3.2 millones aportan de manera regular a su fondo. Lo dijo la ministra de Economía Antonieta Alva ayer mismo: los que no están en planilla o no aportan desde hace un año se van a poder llevar hasta 2000 soles de su fondo. Esos son 2.6 millones de afiliados y de esos, 1.2 millones solo tiene esos 2000 soles o menos y se van a llevar el 100% de su fondo.

Fuente: Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS)

La ONP, aunque tiene 1.6 millones de afiliados, solo le pagará pensión a poco más de 500 mil por insuficiencia de aportes (si no aportas 20 años exactos, no hay ni un sol de pensión).

Fuente: Oficina de Normalización Previsional (ONP)

Es decir, de la ONP saldrá un millón de personas sin pensión y de las AFP unos 3 o 4 millones con pensiones que nos obligarán a los viejos a seguir trabajando hasta el día de nuestra muerte. En total, de los dos sistemas de pensiones van a salir cinco millones de jubilados sin pensión. Ellos nos vamos a sumar a los más o menos 10 millones de trabajadores que no aportan a ningún sistema y que también van a tener que trabajar hasta morir.

(Esos 1.2 millones de afiliados no iban a tener pensión de todos modos y, ojo, las AFP lo sabían, pero ni de broma les devolvían la plata si no las obligan.)

Como ven, en el Perú el gravísimo problema de los futuros viejos sin jubilación goza de perfecta salud y que las AFP devuelvan algo podría empeorar un poco la situación, sí, pero no va a cambiar sustancialmente nada. Lo que hace falta es una reforma de fondo, pero eso no se puede hacer en medio de una crisis.

So… ¯\_(ツ)_/¯

 

PERO, PERO, PERO MI FONDO…

Es un tema popular, pero no es ni tan grande ni tan relevante.

De esos 3.2 millones de afiliados a las AFP que aportan regularmente, entre el 80% y el 90% recibirán una pensión insuficiente con o sin devolución del 25%. ¿Por qué? Porque si aportaste 40 años todos los meses sin falta y ganabas 1000 soles al mes, vas a recibir 350 de pensión. Y es así en casi todo el mundo. Es infinitamente mejor que nada, cierto, pero está lejos de ser lo ideal. Eso todavía no lo descubre ni lo inventa nadie.

El negocio de las AFP empezó con una lógica muy parecida a la de un casino: para engancharte te hacían promesas y te ofrecían rentabilidades imposibles de sostener y la casa nunca -pero nunca- pierde. De hecho, solo gana.

Con las crisis, la abundancia de liquidez y las bajísimas tasas de interés, los rendimientos de los instrumentos en los que invertían las AFP el dinero de sus afiliados han ido cayendo de manera sostenida y no eso no es algo nuevo: la OECD ya lo advertía en el 2015. Y aquí otro. Hoy, para poder ofrecer una tasa de reemplazo más o menos decente, las AFP y quienes creen en el sistema piden que los aportes mensuales pasen a 14% (hoy es 10%). En algunos países es 20%.

Si bien las estrategias no son idénticas, la naturaleza de un fondo de pensiones es la misma en cualquier parte del mundo: se invierte para generar una rentabilidad que permita pagar pensiones decentes a un riesgo razonable. Con el tiempo las tasas de interés bajan y los fondos de pensiones invierten en instrumentos cada vez más volátiles y riesgosos para poder mantener rentabilidades que permitan pagar las pensiones. Eso también pasa en el Perú con las AFP. Gráfico: Pew Charitable Fund 2016.

Es verdad que, si el Estado obliga a las AFP a vender para pagar los rescates de 25% del fondo, el fondo se hará más pequeño y probablemente la rentabilidad de todo el fondo se verá afectada (¿pero no eran fondos individuales? Ah pues…).

Es verdad que si eso sucede las pérdidas que ven los afiliados en sus estados de cuenta se volverán permanentes.

Es verdad que el mercado “rebota” y la rentabilidad se recupera y también es verdad que ya ha pasado antes.

Es verdad que la pensión futura se verá afectada de manera negativa. Quizás mucho.

Pero también es verdad que estamos en medio de una crisis global sin precedentes, una crisis que afecta al sector real de la economía desde la oferta y desde la demanda, una crisis ante la que ningún gobierno sabe muy bien qué cosa hacer, ni si lo que ha decidido hacer va a funcionar como espera que lo haga. Y también es verdad que lo más probable es que en el Perú se pierdan hasta 1.1 millones de empleos este año, todo a raíz de la crisis.

Como dicen que decía John Maynard Keynes, en el largo plazo todos estaremos muertos: no se guarda pan para mayo si existe la posibilidad de morir de hambre en marzo. Si hoy la gente no tiene plata para comer, no tiene sentido obligarla a tener su dinero (porque es suyo) en una cuenta que no puede tocar. Es impráctico, es cruel, es mezquino y es ridículo.

 

¿QUÉ VA A PASAR HOY?

Tremenda mesa. Foto: Perú21

El Congreso va a discutir hoy, con la asistencia de la ministra de Economía, un proyecto que busca modificar la ley de AFP para permitir que los afiliados retiren hasta el 25% (la cuarta parte) de su fondo individual de capitalización. El proyecto lleva la firma de congresistas pertenecientes a ocho de los nueve partidos que conforman el parlamento: Podemos, Alianza para el Progreso, Partido Morado, Fuerza Popular, Acción Popular, Frepap, Somos Perú y Unión por el Perú. Todos tenían sus propias propuestas de cómo echar mano de la plata guardada en las AFP.

 

(El Frente Amplio parece que sigue tratando de entender cómo así ahora son ocho si entraron nueve y solo han sesionado dos veces. Cosas del Orinoco.)

Una ley como esa, que propone poner dinero en efectivo en el bolsillo de algunas personas en el contexto de una recesión global en ciernes, no tendrá demasiados opositores ni sus promotores estarán demasiado dispuestos a ser disuadidos (a lo mejor comprados sí, pero pensemos bien). Menos aún si se trata de cobrarle algo al tan popular y querido sistema financiero. Yo creo que sí pasa o que como mucho la devuelven a comisión. O el Presidente probablemente la observe.

 

CIERRE

Hay que reformular el sistema de pensiones para que incluya a todos los trabajadores y no solo a un quinto o a un cuarto de ellos. También para que otorgue mejores pensiones sin desfalcar al Estado.

Esto no solo va por las AFP, sino también por la ONP: si no aportaste 20 años exactos, así hayas aportado 19 años y 11 meses, se queda con la plata de todos tus aportes y no te da nada. Así no juega Perú.

Es mentira que en general la gente sea capaz de tomar mejores decisiones de inversión que un buen fondo especializado y sin conflicto de interés (ultra pun intended, conchudos). Todas las AFP pertenecen a un grupo económico grande que participa en proyectos grandes en los que las AFP invierten. ¿Se financiarán con nuestra plata? Nah, no creo.

También es mentira que las personas ahorrarán voluntariamente pensando en su vejez. Está demostrado que no es así, que priorizamos el corto plazo y del largo nos acordamos cuando llegamos a él.

Existen libertarados que realmente creen que si alguien no ahorra para su vejez y luego no tiene dónde vivir ni cómo comer hay que dejar que se muera como un perro en la vereda. Cuídense porque ahorita nos toca uno así de presidente. Brasil ya tiene el suyo y EE.UU. casi.

Todos estamos muy nerviosos por lo que se nos viene. No le sumemos pánicos innecesarios ni inflemos temas por encima de su real importancia. Yo trataré de ser consistente con esto último.

Hasta la próxima.

PD. En 1992, el entonces ministro de Economía de Alberto Fujimori, Carlos Boloña, firmó la ley de creación del sistema privado de pensiones. Y aunque más o menos lo hizo copiando el modelo chileno con modificaciones muy escuetas, intervino en la formulación de la ley y de su reglamento. Para 1993, Carlos Boloña estaba sentado en el directorio de AFP Horizonte.

¿Y eso qué tiene?

Nada tiene.

2 comentarios en “¿Se van a tirar mi pensión?

  1. Estimado, un sistema previsional es necesarios, pero tampoco hay que ser tremendista. Por qué no contrastamos la situación actual con los diversos estudios económicos que determinan en qué invierte el peruano promedio que no está esperando en una pensión (activos y educación).

    Saludos!

    Luis Farfán Falcón

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s