Un día, un ratito

Han pasado apenas 40 días desde que nos ordenaron a todos quedarnos encerrados para no contagiarnos entre nosotros y morir. Eso es lo que hace que cosas absolutamente pedestres y rutinarias como salir y mirar el mar se sientan como magia. Y lo pongo por delante precisamente por lo que viene por detrás (¿?).

Es difícil contradecir lo que aparece ante nuestros ojos porque son el canal de la vista, el sentido en el que la mayoría de nosotros más confía, aunque sea tan lábil, poco potente y limitado como todos los demás. Podemos decir sin tanto drama “de repente escuché mal”, pero ¿”de repente vi mal”? Y contradecir a nuestros ojos se hace aún más difícil porque realmente creemos que lo que nos muestran es evidencia y prueba objetiva de lo que sea que nos digan que vieron. Desde un delfín rosado en el Rímac, hasta Godzilla en Tarma.

Lo digo porque lo que yo vi es que sin nosotros, sin nuestra presencia permanente, sin la presión que ejerce nuestro simple “estar”, la naturaleza florece. Que ante nuestro retroceso, ella avanza. No sé si sea cierto, quizás es magia. Quizás es solo un atisbo. Quizás no. Quizás es el encierro.

Pienso que ya lo hemos visto y en lugares tan diferentes y tan distantes en tiempo y espacio entre sí como Yucatán y Chernobil. Cuando nos vamos, cuando abandonamos un lugar -por desastre natural o por nuestra propia peligrosidad- rara vez -si acaso alguna- nos sucede el vacío. Temo llamar “universo” al universo por la propensión aprendida que tienen algunas personas de adjudicarle conciencia de sí mismo y no, el universo no nos tiene bronca y si tuviera conciencia lo más probable es que, si está al tanto de nuestra existencia, le demos igual. El universo está muy bien sin nosotros. O con nosotros. O a pesar de nosotros. No podemos afectarlo en absoluto porque todo lo “bueno” y lo “malo” que hacemos solo nos afecta a nosotros mismos y a los demás terrícolas. Por el momento. Nada más.  

Tuve la impresión -disfrazada de epifanía- de que, contrario a lo que dicen nuestros procederes, cuanto menos estamos, cuanto menos atención le ponemos a todo lo que nos rodea, todo eso que nos rodea no solo no deja de existir si no que existe más y con más fuerza.

A estas alturas, la tentación de imaginar que es cierto lo que sostiene la pequeña -pero estridente- liga de amantes de la naturaleza sin humanos deviene en abrumadora. Sí, carajo, de repente el virus somos nosotros. De esta biósfera, al menos.

Como le dijo el asqueado Sr. Smith al sudoroso y pujante Morfeo mientras intentaba sacarle las claves de acceso al mainframe de Sion para desaparecer a todos los humanos libres de la Matriz y así no tener que volver nunca más a nuestra realidad a perseguirnos: “no sé si realmente existe eso que ustedes llaman olor, pero no tolero el de ustedes”. 

El Sr. Smith -en esencia un software antivirus muy poco sofisticado- seguramente hubiera preferido mirar gatitos en You Tube sin salir de su casa.

Enjoy the view.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Todas las fotos: Luis E. Davelouis Lengua 22.abr.2020)

9 comentarios en “Un día, un ratito

    1. Me encantaron las imagenes que por si solas nos llevan a reflexionar y observar cuanta belleza tenemos alrededor y como nuestro deseo de tomarlo todo destruye lo simple. Me hace reflexionar sobre que virus hemos estado siendo y que otra clase de virus podemos ser y queremos contagiar a los demas. Tiene que haber un para que, un propósito mas grande en todo lo que hoy vivimos….

      Me gusta

  1. Me encantó Luis, espero de corazón que este virus con espíritu “maligno” lleno de “progreso” que somos o “nos gusta ser” se transforme en un espiritu benigno que disfrute, cuide y admire lo que la naturaleza no dió y nos da. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s