Chibolín y sus marcianos

Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados

— Frase atribuida a Mark Twain.

chibolin-marciano-2

Alrededor de las épocas electorales aparecen por decenas los editoriales y opinólogos que rezondran al ciudadano por elegir mal, por tomar malas decisiones. Le piden en todos los tonos -desde “por favor” hasta “carajo, lea”- que se informe, que sea responsable con sus elecciones porque estas lo afectan a él y a sus conciudadanos.

Después, esos mismos vuelven a criticar a los electores porque, por ejemplo, “este Congreso es peor que el anterior” (no, no lo es, es muy malo en su propio derecho), porque “no supieron” elegir.

El ciudadano no es (elec)tarado; es un rehén de la paupérrima oferta política y de la ley electoral; de los partidos que son clubes de amigos o conos del silencio o vientres de alquiler a los que no les da la gana de cambiar nada de nada porque el caos les es útil y funcional. La prueba es que en los últimos tres procesos electorales, hasta bien entrada la campaña, casi 2 de cada 5 electores (40%) no quería votar por ninguna opción.

Lo que nunca hacen los críticos de los electores es señalar a los medios de comunicación cuya responsabilidad primordial (incluso antes que hacer plata) es informar y formar opinión. ¿Cómo se puede ser tan conchán?

Locutor: Disculpe, Dr. Huerta, pero usted sabe que en la televisión el tiempo es oro. ¡Ahora nos vamos en directo con Chibolín que está en vivo con sus chups!

Productor (en off): ¡NO, ANIMAL, CHUPS NO!

Locutor (entre dientes): Pero me dijiste que iba a presentar a sus marcianos…

Exigirle a la audiencia un comportamiento responsable para que su voto sea producto de una reflexión informada y, al mismo tiempo, fomentar que consuma cosas como el programa de Andrés Hurtado es un contrasentido idiota. E idiota por flagrante.

Pero si además se le da cobertura y espacio a historias que involucran a seres extraterrestres que habitan otros planos de existencia y que, asegura Hurtado, le han ofrecido convertirlo en presidente en el 2021, la idiotez se convierte en negligencia.

Ahora, además, chibolín dice que los marcianos ya llegaron. A Lima. En serio. Y los medios ambién lo están cubriendo.

Sería saludable ser un cachito más responsable. En los medios, digo.

„Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia.“

— Simón Bolívar, extracto del discurso ante el Congreso de Angostura; 15 de febrero de 1819.

simon-bolivar MARCIANO
Como pueden apreciar, Simón Bolívar también era descendiente de marcianos.

Puedes dejar de leer aquí.

O puedes informarte más.

ENGÁÑAME

Desde que quisieron revivir a los Pishtacos -apodo dado a quienes asesinan seres humanos para vender su grasa al peso y, a veces, comerse el resto- hace 10 años, hasta la niña que predijo hace unas semanas que cualquiera que rompiera la cuarentena se iba a morir por un humo negro, pasando por el caso de los secuestradores de niños de Huaycán para vender sus órganos, la historia reciente del Perú está llena de psicosociales.

A los seres humanos nos atrae y nos fascina lo misterioso. Montesinos y Fujimori lo entendieron bien y por eso también urdieron una historia de Pishtacos (pero no funcionó demasiado bien) y luego intentaron una con las vírgenes que lloraban sangre y hacían milagros. Esto último sí funcionó y mientras la gente hacía cola para rezarle a las imágenes, ellos le ponían rueditas al país para jalarlo y no tener que cargárselo en peso.

Hay decenas de ejemplos como esos alrededor del mundo y los medios de comunicación juegan un rol importantísimo porque, además de formar opinión para no terminar eligiendo a otro Becerril, en situaciones como la actual la información falsa o peligrosa cunde y puede ser mortal. En EE.UU. hubo quienes tomaron lejía luego de que el presidente Trump dijera en público que eso podría ser una buena idea.

Si pueden conseguir el documental Kumare (La Verdadera Historia de un Falso Profeta 2011) háganlo. Retrata con escalofriante lucidez la necesidad que tenemos los seres humanos de creer en cualquier cosa que nos dé alguna esperanza, incluso cuando nos es revelado que eso en lo que creíamos es falso.

Algo parecido sucedió en Australia en 1988 con el “medium” José Álvarez quien decía ser el canal de “Carlos”, un espíritu de 2000 años de edad. Carlos consiguió un gran número de seguidores, muchos de los cuales siguieron creyendo en él incluso después de que revelara en vivo desde el Sidney Opera House que todo había sido un experimento preparado por el programa periodístico 60 Minutes y el “cazador” de psíquicos James Randi. El caso es tan paradigmático que fue utilizado por Carl Sagan en su libro El Mundo y sus Demonios: La ciencia como una luz en la oscuridad.

No somos los peruanos, somos los seres humanos.

Los dejo con “Carlos”:

2 comentarios en “Chibolín y sus marcianos

  1. INFODEMIA, todo es Fujimori – Montesinos en este País, nunca mencionan al restos de “chanchos del chiquero”, por ese motivo muchos de esos chanchos, llegaron a ser presidentes y robaron al País, el mismo autor de la nota, ¿no es acaso uno mas de esos “opinologos” ? Que opinó, favorablemente por esos “chsnchos” que gobernaron y robaron al País?, …sería bueno que fuera un cachito más responsable y menos caradura.

    Me gusta

    1. Gracias, por comentar, Fernando.
      Escoger una opción sobre las otras no significa que eso que uno está escogiendo sea idóneo, perfecto, ni siquiera bueno. Piense en las opciones como manzanas: todas están podridas y agusanadas, pero es todo lo que hay, uno elije la que parece menos podrida que las demás a sabiendas de que está podrida. Y a veces resulta que incluso ese pedazo que parecía que no estaba podrido, sí lo estaba. Pero uno solo puede verlo cuando ya pagó por ella, ya se la llevo a su casa y le pega una mordida. A veces provoca escupirla, a veces uno encuentra medio gusano en la parte que queda. Nos ha pasado con todos los gobiernos/manzanas de los últimos 30 años. Con casi todos los gobiernos subnacionales/manzanas regionales en el mismo lapso. Preferir una manzana podrida sobre otra podrida y envenenada, no es algo que haya que explicar, pienso, ¿no? Fujimori-Montesinos era una manzana envenenada. Además de podrida. Lo que hay que hacer es cambiar de proveedor, porque este solo nos vende manzanas podridas. Pero ese señor no nos va a buscar otro que le haga competencia, ¿cierto?
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s