Bajaron la calificación del sol: ¿será más caro tu crédito?

Billete Perú – 10 soles de oro – 1955

No, no realmente. Pero sigue leyendo para que entiendas por qué.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings redujo la calificación de riesgo de largo plazo del Sol peruano de ‘A-‘ a ‘BBB+’.

¿QUÉ SIGNIFICA ESO?

Que para Fitch, en el largo plazo, el sol es una moneda más riesgosa y, por lo tanto, menos atractiva para invertir. Y eso es extensible a cualquier instrumento financiero emitido en soles: por ejemplo, los bonos peruanos emitidos en soles. Esto no afecta el costo de la deuda que el Perú ya ha contraído.

¿CÓMO NOS AFECTA?

Como país, quizás, si el gobierno quisiera emitir deuda en soles, le saldría un poco más caro que si lo hubiera hecho la semana pasada. ¿Cuánto más caro? Muy difícil de saber. Una de las cosas que miran los inversionistas es cómo están los países cercanos o que pertenecen al mismo grupo por calificación de riesgo o por región, por ejemplo. Y la rebaja de la calificación del sol peruano ocurre luego de que Fitch rebajara la del peso colombiano (1 de abril), del peso mexicano (15 de abril) y se revisara a la baja la expectativa de calificación del peso chileno (12 de marzo). Es decir que, comparados con el vencindario, seguimos más o menos bien.

El 1 de mayo pasado, el gobierno anunció la emisión de US$4 mil millones de deuda pública. La tasa a la que el Perú logre colocar esos bonos será el indicador de cuánto nos afectó como país esta rebaja de calificación.

Como ciudadanos, es posible que el costo del crédito se incremente (las tasas suban), sobre todo para los créditos nuevos, pero no demasiado. Créditos de consumo, vehiculares o hipotecarios con tasa variable podrían encarecerse. Es poco probable, pues la liquidez en los bancos peruanos es muy alta (tienen un montón de soles) y, como hemos visto, el gobierno y el Banco Central (BCR – que no pertenece al gobierno) están dispuestos a emitir toda la liquidez que el mercado requiera.

Los ahorros no se van a mover mucho. Las tasas no van a subir.

Otro posible efecto será el encarecimiento relativo de las importaciones a través del alza del tipo de cambio. Si el sol es hoy más riesgoso que ayer respecto del dólar, es probable que este tienda a subir. Se necesitará más soles para comprar el mismo monto de dólares y las cosas que vienen del extranjero están siempre valorizadas en dólares. Desde papas para las pollerías (¿qué? ¿no sabías que eran papas importadas?) hasta materiales y equipos médicos y para la industria.

Los que usaron su AFP para comprarse un Smart TV la hicieron dices…

Yeeeeee!

Si el dólar es más caro, quienes están endeudados en dólares y ganan en soles podrían estar en un problema y deberían pedirle a su banco que les cambie la deuda de dólares a soles (en principio, uno solo debe endeudarse en la misma moneda en la que recibe sus ingresos, principio para países y personas).

El BCR no permite que la cotización del dólar suba o baje demasiado en períodos muy cortos, pero no impide las tendencias de mediano o largo plazo y por eso es probable, como decíamos, que el dólar suba.

Hoy, el 69% de los créditos otorgados por los bancos están en soles, hace solo 10 años era 47% (fuente SBS a marzo 2020 vs diciembre 2009), Es un tremendo alivio que las personas y las empresas hayan estado reduciendo sus deudas en dólares a lo largo de los últimos 20 años.

¿POR QUÉ LO HICISTE, FITCH?

Porque en un escenario de pandemia los gastos del gobierno y su necesidad de endeudarse crecen mientras que sus ingresos y la actividad económica se contraen. Por lo tanto, la fortaleza y robustez de la economía y de las finanzas públicas van a sufrir y se van a demorar en recuperarse. Una de las explicaciones de Fitch (quizás la principal) es que el tamaño de la deuda del Perú crecerá con relación a la actividad económica: la deuda crecerá de 26.9% a 31.9% del PBI y este (el PBI) caerá -5.5% este año.

En el grupo de países que tienen esa calificación de riesgo (BBB+), la deuda pública es más o menos la mitad de su PBI. Así que aún estamos lejos de eso. (¡Gracias Eduardo!)

¿ES CULPA DEL GOBIERNO?

No. Como dijimos líneas arriba, Fitch está revisando la calificación de riesgo de varios países. Hace un mes le rebajó la clasificación al peso colombiano, hace poco mas de 15 días al peso mexicano y el 12 de marzo cambió a negativa la expectativa de clasificación del peso chileno, por poner como ejemplo los países de la Alianza del Pacífico, que son también con los que más nos gusta compararnos.

El gobierno tiene la culpa de otras cosas, algunas mucho peores.

LA LETRA (NO TAN) PEQUEÑA

Fitch estima que la economía del Perú decrecerá un 5%. Eso, a la vista de lo que sucede, es ser muy optimista. Algunos calculan que la caída podría superar el 10% (o sea, el doble de lo que proyecta Fitch) y algunos se mandan a estimar una contracción económica de hasta 15% o más.

Fitch señala que la base de ingresos del gobierno es enana en comparación con otros países de la región (19% del PBI nosotros, comparado con un promedio de 30% en la región). Por eso, nuestra capacidad de endeudarnos barato nos ha “salvado” porque no podemos depender de los ingresos internos para financiarnos porque son insuficientes. Un problema estructural que también tiene que ver con el porcentaje de personas y empresas que funcionan en la informalidad. Hoy esa informalidad es más de 70%: ¿cuánto va a ser después del Covid 19?

Fitch también dice que si las condiciones empeoran, la clasificación puede ir a la baja.

El ex ministro de Economía, Alonso Segura, lo explica así:

Lo cierto, lo sabemos bien, siempre se puede estar peor y nada -absolutamente nada- dura para siempre, nada que valga la pena es fácil (o gratis), y nada es garantía del futuro. Salvo, quizás, pensar que no habrá un futuro.

¯\_(ツ)_/¯

*En simple: si el Perú produce 10 soles al año, su deuda hasta el 2019 era 2.7 soles. Este año la deuda llegará a casi 3.2 soles.

3 comentarios en “Bajaron la calificación del sol: ¿será más caro tu crédito?

    1. No, para nada. El golpe seco a la economía va a tener repercusiones de largo plazo que incluso pueden ser mucho peores que las que proyecta Fitch. De hecho, ellos están siendo conservadores. Hemos ahorrado durante 20 años para poder capear con relativa calma crisis, pero nadie está preparado para esto. Nosotros mucho menos, porque ahorramos tanto que ni siquiera nos copramos medias o zapatos. Y ahora que recién está empezando el invierno nos estamos gastando los ahorros a la velocidad de la luz para no morir de neumonía y si tenemos éxito vamos a salir de esta crisis igual de desamparados que como entramos pero, además, sin un mango de ahorros. Quizás no fue tan buen negocio abandonar la inversión pública en redes robustas de salud y educación o al menos institucionales en nombre de la disciplina fiscal. El chorreo, lo vemos ahora, siempre fue una mentira.
      Gracias por comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s