#Reactiva – testa

“El error se agita, la verdad descansa.”

-Joseph Joubert

Las empresas grandes y medianas, que representan apenas el 1% del total de las empresas del país y le dan empleo a solo 1 de cada 4 trabajadores, se llevaron el 81% de los 25 mil millones de soles del programa Reactiva 1. Las micro empresas, por otro lado, que suman más del 95% de las empresas del país y le dan empleo a 3 de cada 4 trabajadores, se quedaron apenas con el 20%. ¿Qué pasó?  

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

Entre las miles de cosas que no entiendo de la manera en que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) decidió llevar adelante el programa Reactiva está esta: ¿qué pensaron la ministra Alva y sus asesores y lugartenientes (asumiendo que los tiene) que iban a hacer los bancos con la plata garantizada que les daban para que presten? ¿A quién pensaron que se la iban a prestar?

Las grandes empresas son los mejores clientes de los bancos, encargados de colocar el dinero de Reactiva. Y, como advirtieron muchos, empezaron por sus propias carteras de clientes, lo necesitaran o no.

 

María Antonieta Alva, ninistra de Economía y Finanzas.

Desde el saque se advirtió que exigir una calificación de riesgo entre “normal” o “con problemas potenciales” iba a dejar afuera a una cantidad enorme de micro empresas que no están al día en sus pagos a la Sunat o a la banca o a proveedores, pero que siguen funcionando y los pescó la crisis en el peor momento. Es como si en el MEF hubieran decidido que a esos había que dejarlos morir no más.

Cuando el BCR diseñó Reactiva lo hizo asumiendo que el Estado se bancaba el 100% del riesgo del crédito garantizándolo íntegro. ¿Qué pensaron la ministra y sus asesores que iba a pasar con la participación de las empresas microfinancieras en las subastas de fondos si se bajaba esa garantía? ¿No se dieron cuenta que cuando los bancos exigieron que el estado no garantice el 100% de los créditos estaba cerrándole la puerta en la nariz a las microfinancieras y a la inmensa mayoría de los clientes de estas? ¿No la vieron? Sus amigos buena onda de los bancos lo pedían bajo amenaza de no participar en el programa, ¿de pura buena gente que son?

Hasta Confiep se dio cuenta y su presidenta lo dijo en público, ¡en abril!: “Las mypes se han sentido excluidas del programa Reactiva Perú”.

LA ENORME (Y OBVIA) DIFERENCIA

Una microfinanciera (caja, edpyme, etc.) gana muchísimo menos que un banco. Primero, porque es mucho más pequeña: no tiene escala y no es tan productiva ni eficiente. Pero, sobre todo, ganan menos que los bancos porque pagan intereses mucho más altos que aquellos por los depósitos que reciben. Además, les cuesta muchísimo dinero, tiempo, recursos y horas hombre evaluar a sus potenciales clientes y luego, cobrarles: la tasa de morosidad entre las microfinancieras es de 12%, el doble que entre los bancos y eso las obliga a inmovilizar dinero (provisiones) por el que pagan intereses, pero que no pueden prestar. Una microfinanciera le presta a empresas y a personas a las que un banco no dejaría ni acercarse a la ventanilla por lo costoso que resulta primero evaluarlos, y después cobrarles.

Pequeño Agricultor, el cliente típico de una microfinanciera. FOTO: Andina.

Un préstamo garantizado al 100% por el estado, sale no más, rapidito. Sin mucho trámite porque si el cliente no paga, paga el estado. Un préstamo garantizado al 98% es menos fácil, porque la entidad financiera debe responder con sus propios recursos por ese margen. Entonces, rebajar la garantía del estado sacaba a las microfinancieras del juego antes de que el juego siquiera hubiera empezado. ¡Y las microfinancieras lo advirtieron!

Pero no les hicieron caso y, de nuevo, las grandes empresas se quedaron con 4 de cada 5 soles de Reactiva, a una tasa de interés subsidiada y con garantía del estado.

Por eso, esperar que una de estas entidades financieras pequeñas pudiera competir en una subasta de fondos con los bancos para llevar dinero y salvar de la quiebra a aquellos que no son atendidos por esos mismos bancos era, por decir lo menos, irreal.

Y todo eso en el BCR y en la Superintendencia de Banca lo saben súper -súper- bien. Y uno esperaría que en el MEF también. Así que otra vez, ¿qué pasó? Pasó que Reactiva salió exactamente como se planeó que salga. Y ese no fue el MEF.

 

CUATRO BANCOS 

Se advirtió hasta con temor. De los casi 25 mil millones de soles del programa Reactiva-1 colocados hasta el momento,  20 mil millones de soles se fue con las empresas más grandotas y solo 4 mil 700 millones a las más pequeñas y desesperadas que en el Perú son, también, los que más empleo dan (3 de cada 4 empleos están las mypes).

Para tener la idea más clara: el número de empresas micro al que se pensaba llegar era 315 mil y solo se alcanzó a unas 51 mil. Todas formales: porque si eres informal no te presta más que el agiotista usurero de la esquina.

Según INEI 2018, en el Perú hay casi 2.4 millones de micro empresas. Las 51 mil microempresas que accedieron a Reactiva son el 16% de 315 mil y el 2% de los 2.4 millones de microempresas que hay en total, la inmensa mayoría, informal. Y siempre piden y necesitan ayuda del Estado.

Por otro lado, la gran mayoría de las grandes empresas están dirigidas por o pertenecen a personas o grupos de personas que critican duramente cualquier intervención del Estado en el mercado cada vez que esta se produce o parece que está por producirse. Todos esos críticos anti-intevencionismo estatal no tuvieron ningún problema en hacer su cola y estirar la mano para recibir dinero subsidiado del estado y, aún con esas, despedir a sus trabajadores.

Y nueve de cada diez soles, pasaron por solo 4 bancos.

Fuente y Elaboración, Ojo Público.

Y se pone peor. Según descubrieron Ojo Público y Convoca.pe, los bancos no solo favorecieron a sus cientes, sino que ni siquiera se tomaron la molestia de evaluarlos bien, es decir, la lógica del valetodo-hermanito-déjame-trabajar de la cultura combi, pero vistiendo ternos de 3 mil dólares.

Farmacias, que nunca cerraron, que nunca dejaron de vender, accedieron a los fondos subsidiados y baratos de Reactiva. Las cadenas de farmacias del Grupo Intercorp (Interbank), por ejemplo. ¿Bajo qué criterio?

Pero además de prestarle a empresas que no necesitan esos fondos, los bancos le prestaron el dinero de todos los peruanos a empresas vinculadas a sus propios grupos económicos, medios de comunicación que están despidiendo personas, a empresas vigiladas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presuntos vínculos con mafias y crimen organizado, a estudios de abogados que defienden a conocidos mafiosos y que tienen entripados en proceso de resolver por los Panamá Papers, a las clínicas que cobran por tomar una prueba que en realidad le mandan a hacer al estado y que este hace gratis, a universidades chatarra que no pudieron licenciarse y que deben cerrar sus puertas en dos años… literalmente se farrearon el dinero del Estado porque estaba baratísimo.

Esto se advirtió: tuvieron que modificar el DL (o el reglamento) para permitir esto porque en principio no se podía: tú le prestas a mis empresas y yo le presto a las tuyas.

 

CONSECUENCIAS

Ayer (15 de junio) salieron las cifras del PBI.

La actividad económica se desmadró, toda ella. Pero los sectores donde tienen más presencia las mypes, sufrieron especialmente.

También aparecieron las cifras del empleo en Lima Metropolitana (donde vive más del 35% de los peruanos).

La caída más fuerte se produjo en las empresas de 1 a 10 trabajadores donde se perdieron más de la mitad de los puestos de trabajo. O sea, es posible que la mitad de ellas haya desaparecido. Y todas estas empresas son o eran formales, precisamente aquellas que podían apostar por acceder a un programa como Reactiva.

Como dice Alonso Segura, ex ministro de Economía, “Antes de que lancen Reactiva I, se pidió que 1) se modifiquen requisitos de calificación de Mypes y, 2) que se eleve a 3 meses de ventas y a 100% la garantía. Los dos primeros recién van a ir para Reactiva 2, pero tras más de tres meses paradas (y quien sabe cuántos más hasta que les llegue la plata) ya decenas de miles o más deben estar quebradas. Dos de cada 3 puestos de empleo adecuado de empresas de menos de 10 trabajadores destruidos. Esto es peor que Crónica de una Muerte Anunciada, es de decenas de miles, quizás de millones de vidas destruidas.”.

¿Podría ser que el gobierno tiene alguna responsabilidad en la caída estrepitosa del empleo?

Al demorarse tanto en lanzar Reactiva y FAE y en realizar los desembolsos, ¿no habrá debilitado aún más a las empresas que pretendía salvar?

¿No será que al hacerle caso a los bancos y dificultar en la práctica el acceso de las microfinancieras y de sus clientes (que explican la existencia de 3 de cada 4 puestos de trabajo en el Perú) a dichos programas, decretó la sentencia de muerte de miles de micro y pequeñas empresas?

¿Cuántas mypes pueden sobrevivir 4 o 5 meses sin ingresos como para intentar salvarse en Reactiva 2?

Ojalá que no sea cierto.

PD 1. Para ser justos, los bancos tampoco querían que se hiciera pública la lista de empresas y beneficiarios del programa Reactiva, pero el MEF insistió aunque los bancos amenazaron con patear el tablero. Gracias a la firmeza del MEF en este tema específico, sabemos que el MEF metió las cuatro en todos los demás temas y también sabemos qué pasa cuando dejas que el mercado se regule “solito”, qué pasa cuando confías en el sector privado en plena emergencia para algo tan delicado e importante y cómo se comporta un banco con la plata ajena: más o menos como dicen los dueños de los bancos que el estado se comporta con la plata ajena.

PD 2. No todos los privados son así, ni estos son así todo el tiempo, cierto, pero da una pésima impresión que ni siquiera se llaman la atención entre ellos y solo se indignan porque no los llaman o no los dejan “participar”.

 

4 comentarios en “#Reactiva – testa

  1. Cuando suceden estas cosas uno comienza a considerar la famosa teorìa de la conspiraciòn del Nuevo Orden Mundial (que, dicho sea de paso, deberìa ser apropiadamente revisada y comentada por un buen periodista para el pùblico peruano).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s