Gustavo Gorriti en NGL: “LA JNJ DEBE EVITAR QUE VUELVAN LOS CUELLOS BLANCOS”

“Un hombre que jamás fue a la escuela podría robar un vagón de carga; pero si tiene una educación universitaria podría robarse todo el ferrocarril.”
― Theodore Roosevelt

Tercera y última parte de la entrevista con Gustavo Gorriti, director de IDL-Reporteros.

Nuestra capacidad de poner atención a más de un asunto al mismo tiempo es muy limitada y mientras lidiamos con la emergencia sanitaria -y ahora también económica- y con las consecuencias de dichas crisis en nuestras historias personales, la mafia se recompone.

¿Qué cuernos puede importar eso si uno se quedó sin chamba, o no tiene cómo pagar el colegio, o no sabe cómo asegurar el almuerzo de mañana para los hijos, o el seguro no quiere pagar la clínica, o esta quiere que dejes un riñón en garantía para atender a un familiar con covid? ¿Qué interés pueden tener las elecciones del 2021 cuando pese a haber tenido la suerte de no perder la chamba no se sabe cómo volver a la oficina si los chicos no tienen con quién quedarse en casa porque ellos no regresarán al colegio hasta el próximo año?

La precariedad que enfrentamos en todos los niveles es en buena parte consecuencia directa de la corrupción: de la corrupción que se enriquece con los recursos que son para que la ciudadanía tenga mejores servicios y no dependa de los mercenarios de la salud y de la educación; la corrupción a la que le es funcional la ineptitud y la incompetencia para seguir medrando de sus privilegios mal habidos; la corrupción que necesita una formalidad costosa, insuficiente y harapienta para convertirse en una alternativa atractiva para todos los que necesitan resolver algo con urgencia.
Así que sí, nos debería interesar a todos porque en medio de toda esta incertidumbre, sabemos una cosa: esto va a volver a pasar y la próxima vez será peor.

Y en el camino, la corrupción siempre se carga la democracia:

Crisis+corrupción+mercas+elecciones=Hugo Chávez (u otro parecido).

“SI LA JNJ NO HACE NADA -Y PRONTO- LOS CUELLOS BLANCOS VAN A VOLVER”

La Junta Nacional de Justicia (JNJ) reemplazó al Consejo Nacional de la Magistratura cuando se hizo evidente que la corrupción lo había agusanado y perforado hasta sus cimientos. La mayoría de los ex miembros de este último organismo, están en investigación por corrupción por sus lazos con la mafia de los Cuellos Blancos del Puerto (que vendían sentencias y favores judiciales) cuyos tentáculos siguen moviéndose en el Poder Judicial y en el Ministerio Público.

Una de las obligaciones inmediatas de la (JNJ) es investigar a los acusados de pertenecer a las mencionadas mafias y, de encontrarlos responsables de delitos o actos punibles, sancionarlos, lo que puede significar su suspensión o expulsión del cargo. Pero tienen un plazo, uno que está corriendo mientras la mafia se robustece y toma aire ayudada por las circunstancias. “La JNJ se ha tomado en serio la cuarentena”, dice Gorriti y explica a continuación que pronto vencerá el plazo para que la JNJ investigue lo que juega a favor de la impunidad.

Pero va más allá de eso: los presuntos miembros de esas mafias tendrán la posibilidad de elegir a un representante de la Fiscalía como miembro del Jurado Nacional de Elecciones, justo antes del próximo proceso electoral. Se están durmiendo mientras que la mafia se recompone.

“ODEBRECHT NO CONFIESA PORQUE HAYA SIDO EXTORSIONADO”

Hace algunas semanas se denunció que las declaraciones, delaciones y testimonios que incriminan a otras personas y organizaciones por parte de Odebrecht o sus ex lugartenientes estaban condicionadas por extorsiones ejercidas sobre los declarantes.

Lo cierto es, dice Gorriti, que la fiscalía brasileña está al tanto de todo y que los testimonios y delaciones están sustentadas en pruebas y no solamente en la palabra de los involucrados y testigos. “Si no puedes probar lo que dices, no vale para nada lo que has dicho”. En ese sentido, todo lo que han dicho Odebrecht y sus ex operadores y funcionarios ha sido corroborado y está documentado.

¿Que puede ser que se haya conseguido que declaren la verdad bajo amenaza? Bueno, eso es una delación premiada: hablas y vas preso menos años o, incluso, puede que no vayas preso. ¿Es un asco? Hasta cierto punto lo es, pero es más importante desarmar un esquema internacional de robo a gobiernos y que involucra a cientos o miles de personas, que meter preso a un solo individuo por 25 años sin que este delate a nadie.

“EL LEGADO DEL GOBIERNO NO SERÁ UNA ECONOMÍA BOYANTE, DEBE SER UN PAÍS QUE QUIERE DEJAR DE SER CORRUPTO”

El Perú lo ha tenido todo en contra en muchísimas oportunidades y ha logrado salir adelante, desde atrás. Se puede, pero hay que esforzarse mucho. Un proceso electoral en medio de un escenario de crisis -o de salida de crisis, ojalá- es otra prueba para los peruanos “más allá de los candidatos adefesieros que tengamos”.

Que, seguramente, los vamos a tener.

*NGL es No al Gato por Liebre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s