Realidad vs. Burocracia: el caso de Óscar y Fidel

 
“Aunque retrases las agujas del reloj, el sol seguirá saliendo”
-(no recuerdo en dónde lo leí)
 
 
 

La injusta y cobarde decisión del TC impide que en el Perú se reconozca legalmente -en un papel- el matrimonio de Óscar Ugarteche y Fidel Aroche.     ¿Dejan por eso Óscar y Fidel de quererse? ¿Dejan de ser una familia? ¿Deja de operar esa realidad? ¿Deja de ser cierto?    

No.    

Esta injusticia solo retrasa lo inevitable: el reconocimiento de la realidad por parte de la burocracia, eso es todo. Y sucederá inevitablemente, porque la realidad siempre –siempre– se impone sobre las ficciones (el derecho, los tratados internacionales, tus creencias, tus prejuicios, tus miedos o los de los magistrados del TC que cambiaron su voto para tratar de impedirlo). Lo que diga un papel no puede cambiar lo real, ni suprimirlo ni crearlo. Lo real es inexorable.

Es como la ley de la gravedad: no tienes que creer en ella, si saltas por la ventana de un décimo piso convencido de que eres una mariposa te convertirás en pizza de carne molida apenas toques el piso. Con todo y antenitas y aunque tu DNI diga que en efecto eres una rhetus-periande.  

Las ficciones son cuentos y mentiras que nos contamos para sentirnos más seguros, más en control, para creernos que algo sabemos, que hay certezas que trascienden a nuestras pulsiones. Que somos capaces de controlar algo que está más allá de nosotros, que nuestras normas y leyes y reglamentos son un cerco que nos protege de lo que no podemos prever o conocer.  

Y no, no realmente. Todas ellas son herramientas que nos sirven para ordenar lo que existe, no para dirimir qué cosa existe y qué no. Lo que ha hecho el TC sobre un papel no cambiará en absoluto la realidad; que seguirá allí, intacta y evidente.  

Entonces, si un papel no cambia la realidad ni la crea, ¿por qué crees que con otra Constitución va a cambiar algo en el Perú, si los encargados de redactarla serán los mismos que impiden que la que tenemos y la que tuvimos sirvan al país y no a los intereses de cinco pendejos, si la realidad sobre la que será redactada seguirá siendo exactamente la misma que la de ayer y que la de hoy?

¿También pensaste que este Congreso -o el que le sigue- sería mejor que el que disolvió Vizcarra? ¿Por qué? ¿De dónde van a salir nuestros próximos representantes y padres de la patria, de otro planeta, de otro plano de existencia? ¿Y en qué te basas para creerlo?

Realmente me gustaría entenderlo. Si puedes comentarlo, te lo agradecería.  

  Aquí puedes leer la declaración de Óscar y Fidel: DECLARACION.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s