Todo va a estar bien (no, en realidad no)

This image has an empty alt attribute; its file name is muertes-ft-lima.jpg
Si quieres ver el detalle, click derecho guardar o abrir en una ventana/pestaña nueva. FUENTE: Financial Times.

Pico de contagios, pico de muertes, elecciones en tres días. ¿Qué podría salir mal?

Es domingo y son las seis de la mañana. Te alistaste temprano para recoger a tu mamá quien, aunque no está obligada, quiere ir a votar para que no salga ninguno de esos a los que siempre se refiere con una lisura. A las seis y 40 ya están en camino a su local de votación.

Llegan faltando 10 minutos para las 7. El Jurado Nacional de Elecciones estableció que los adultos mayores de 65 años y otras personas de riesgo que quisieran votar lo hicieran entre las 7 y las 9 de la mañana. La idea es que, como son población vulnerable, no se expongan intercambiando aerosoles con todos los que vamos a votar ese día.

Dan las 7 y la mesa no está instalada. Tampoco ha llegado nadie más. Pasó un joven, miró, hizo como si fuera a preguntar algo, pero no lo hizo, se dio media vuelta y se fue.

Siete y media, ocho de la mañana y llega una señora embarazada. Ya son las nueve y empiezan a llegar las personas del siguiente turno, pero la mesa sigue sin instalar y tú y tu viejita recontra asada siguen allí.  

La cola que se forma detrás de ustedes nunca tiene más de 4 personas que han ido cambiando en las casi tres horas que llevan allí. La gente llega, espera un rato, le da ansiedad y se va. Algunos se van apenas constatan que la mesa no está instalada, ni siquiera esperan.

Finalmente, tu mamá entiende que no tiene sentido seguir esperando y exponiéndose. Además, tú estás gordo, eres hombre y tienes más de 50 años y también te estás exponiendo por las puras albóndigas, porque tú no votas allí.

El martes 6 el Perú rompió su récord de muertos por día en el año y pico que va de la pandemia: 314 fallecidos. Considerando el subregistro escandaloso que llevamos, debemos andar por los 800 muertos diarios. Además, estamos en pico de contagios: no bajan de 4 mil diarios los casos nuevos. Chile, que tiene al 50% de su gente vacunada, ha aplazado las elecciones hasta mayo por el rebrote de contagios y muertes. Aquí, en cambio, no está vacunado ni el 2%. Encima, al Ministerio de Salud, está haciendo piezas audiovisuales de comunicación sobre los cuidados sanitarios que hay que mantener para evitar contagiarse por ir a votar, le ponen “peros” porque dicen que puede generar alarma “innecesaria” y hacer que la gente se desanime y no vaya a votar.

This image has an empty alt attribute; its file name is retire-mascarilla.jpg

Esto no es un cuadro improbable de lo que va a pasar el domingo. Es perfectamente realista. Las posibles consecuencias de ello son muchas, pero las verdaderamente preocupantes son las más probables.

En el frente sanitario, todavía no sabemos cuánta gente se contagió en la parranda o vacación pascual de semana santa y tampoco no sabemos cuánta se va a contagiar por ir a votar.

En el frente político, no sabemos cuántas personas van a ausentarse y tampoco cuántos de esos son miembros de mesa. Si no van los miembros de mesa estas no se instalan y tampoco pueden votar los que sí fueron y les tocaba en esa mesa que no se instaló.

Si el número de personas que se quedó sin votar es muy alto, habrá muchas impugnaciones y pedidos de recuento de votos y nos vamos a enterar quién pasó a la segunda vuelta en mayo del próximo año.

Más de un perdedor denunciará fraude. De hecho, hay al menos dos agrupaciones que desde ahora están denunciando que habrá fraude para perjudicarlos. Varios están alquilando personeros expertos, seguramente con la esperanzo de perpetrar exitosamente algún “anforazo”.

Todos esos tendrán bancadas en el Congreso. No serán 73, pero estarán allí y tratarán de deslegitimar el proceso y al ganador, cuestionando su legitimidad. “No ha votado nadie”, “han hecho trampa”, etc. El recuerdo de algo parecido en el 2016 está fresco aún.

La debilidad institucional del país no podrá evitar que todo el sistema se tambalee debajo de la amenaza constante de otra guerra termonuclear entre el Poder Ejecutivo (y quien sea que resulte elegido) con poco apoyo popular y el Poder Legislativo, conformado por 10 o más bancadas o ligas de intereses particularísimos y con poco apoyo, pero con muchas ganas de marcar territorio.

Feo panorama. Muy feo.  

This image has an empty alt attribute; its file name is whatsapp-image-2021-03-29-at-16.04.58.jpeg
Piero Corvetto, Jefe de la ONPE. Intervención: MAN RAY.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s